Reportaje de Bodas

El reportaje fotográfico social nos encanta pero nunca nos hemos sentido tan completos con la fotografía como cuando estamos fotografiando una boda. En las bodas, somos más naturales con nosotros mismos – los muros con los que caminamos a diario se derrumban bajo las fuerzas de alegría, ansiedad (y, a veces un poco de alcohol). Documentar esa experiencia, la relación de amigos, familias, y el lanzamiento a una nueva etapa en su vida, es una sensación increíble.

 

Cuando un cliente dice “¡Esta es la primera imagen que he visto de mis padres que realmente muestra cómo son ellos mismos!” Nos sentimos como que hemos hecho algo con un valor duradero. Después de años de rodaje y más de 560 bodas en nuestra historia, todavía nos encontramos bodas más emocionantes que las anteriores, y tratamos de hacer que cada una de ellas, sean la mejor que hemos fotografiado y grabado.